ambien cr sample request buy ambien online pak gayan ambien mp3

tramadol dialysis tramadol 50mg tramadol versus oxycodone

zoloft vs valium purchase valium valium na coke

buy diazepam online Pueblo buy valium valium 10 mg sublingual

seroquel xanax overdose buy xanax small dosage of xanax

tres numeros consecutivos cuja soma seja 192 buy soma buy carisoprodol online Elk Grove

does phentermine interact with ambien phentermine 37.5mg phentermine loss of smell

buy tramadol Plano buy tramadol lexapro and tramadol side effects

buy tramadol Scottsdale buy tramadol can you use tramadol to get off opiates

windhand soma bandcamp buy soma does soma make you nauseous

Menos educación, más pobreza



Menos educación, más pobreza

 

  Niñas, niños y adolescentes sufren más pobreza y pobreza extrema cuanto menor es el nivel educativo al que accedieron los adultos de sus hogares, informó un estudio de UNICEF.

   El acceso insuficiente o negado al derecho a la educación tiene una vinculación directa con los niveles menores de ingresos (pobreza monetaria) de los hogares e impacta directamente en chicas y chicos, dice el informe que   UNICEF elaboró junto con el Instituto de Estudios Laborales y del Desarrollo Económico, tomando como fuente la encuesta permanente de hogares que realiza el INDEC.

   Se define por pobreza monetaria al nivel de ingresos insuficiente para acceder a una canasta básica de alimentos y servicios. Cuando ese nivel de ingresos siquiera es suficiente para los alimentos básicos, la situación pasa de pobreza a pobreza extrema.

   El informe del organismo internacional pone en evidencia que la asignación universal por hijo, que rige en el país desde octubre de 2009, atenúa el nivel de pobreza extrema que padece el país en proporciones superiores a las que contribuye para la superación de la pobreza.

   Según los datos que difunde el INDEC, 29,7% de los argentinos está en situación de pobreza. “Sin embargo, cuando nos centramos en niñas, niños y adolescentes que residen en hogares pobres, este porcentaje asciende al 47,7%: 18 puntos porcentuales más. Esta diferencia se explica por el tamaño relativo de los hogares de bajos ingresos y la elevada cantidad de chicos y chicas que residen en ellos. La pobreza extrema, por su parte, afecta al 10,8% de los niños y adolescentes del país”, dice un comunicado del organismo.

   Agrega que “estos porcentajes se traducen en millones de personas: 5,6 millones de niñas y niños pobres, de los que 1,3 millones están en situación de extrema pobreza, es decir que residen en hogares cuyos ingresos son insuficientes para adquirir una canasta básica de alimentos”.

   El informe completo de UNICEF está disponible en este enlace

 

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

'